Bueno, paso el tiempo y estamos dispuestos a decir que nos pareció la ultima temporada de «El Marginal». Te deja la sensación de «fue de más a menos».

No hay que quitar el merito sobre las realizaciones audiovisuales, de verdad la creación de contenido es un trabajo arduo y exhaustivo y en ese sentido no hay nada que reprochar. Incluso deben de haber dado mucho laburo en Argentina y eso nos gusta.

Pero no podes ser tan culeado en la temporada final, pinto la gran Juego de Tronos. Aunque con juego de tronos zafamos bien – en otro momento lo cuento -. En fin, otra serie que tiene un final de mierda es Los Sopranos. Se tenía que decir y se dijo. Punto.

¿Era realmente necesario?

Claro que no, es más relevante golpearse el dedo chiquito del pie. En pocas palabras, habrán puesto buena guita porque esta temporada no se hizo por el arte de llevar adelante la historia de estos personajes.

Casi todo el elenco se ve diluido y los personajes polentas actúan como el jefe Yakuza de Los Simpsons.

Y para seguir quejándome, me resolvieron todo en un capitulo haciendo lo que se les vino en plena gana. No podes ser tan forro, guionista. Seguro escribiste todo en la ultima tarde que te quedaba para entregar el material, o no se, cualquier excusa.

¿Era realismo mágico?

Muy simpático el baile del final pero entonces tengo que pensar qué todo fue/era realismo mágico. Y si me lo limpiaron a Diosito en el primer capitulo y fue todo un sueño. Ya desconfío de la realidad porque dicen que vivimos en una simulación. Ahora esto. Me vale madres.

Y lo dejamos acá, porque ya fue. Me genera mal vibrato todo este asunto, me voy a ir a abrazar a un Quarzo y vuelvo.

Por Mati!

Nací hace mucho en tierra del fuego y desde ese entonces veo como crece la ciudad del otro lado de la cordillera.

Deja una respuesta