Siempre que entramos el mercado colapsa

el conejo logo de pancakeswap
el conejo logo de pancakeswap
PancakeSwap CAKE Cryptocurrency. PancakeSwap coin growth chart on the exchange, chart. High quality illustration

Aunque parezca mentira, por lo general cuando entramos a un mercado tenemos la suerte que a los días colapse de alguna forma. Ahora que entramos al mundo Cripto no podía ser la excepción, el mercado se desplomo al menos en un 40% y nos afecto esta volatilidad. Warrent Buffet dice que el mercado es el lugar donde los pacientes intercambian dinero con los ansiosos, los ansiosos salen cuando deberían entrar y entran cuando deberían salir.

En esta oportunidad el mercado reacciono a la volatilidad de Bitcoin, aplastando la cotización del token $Cake. Así que toca esperar, porque el mercado nos pidió paciencia.

¿Por qué el titulo de esta entrada? No es la primera vez que entramos en caídas generalizadas, entramos a las acciones argentinas cuando el mercado se desplomo completamente por los confinamientos, hablamos de haber perdido casi el 80% de lo invertido. Pero lo importante fue que no nos desesperamos, no vendimos y esperamos. Y con esa simple estrategia de «ver que va a pasar» pudimos salir de esa situación en unos meses y acomodar la cartera de inversiones para obtener ganancias en el mediano plazo (funciono).

La economía es cíclica y a veces cuando entramos a invertir el mercado puede jugarnos una mala pasada, lo peor que podemos hacer es entrar sin estrategia ni ideas sobre los activos que estamos comprando. Hay que entender, tener contexto y trabajar con esas herramientas. Tener un análisis fundamental es buenísimo pero también hay que apoyarse en el análisis técnico y husmear que pasa en el mundo para, por ejemplo, no entrar a un negocio cuando el sistema esta a días de colapsar. Hay que entrar cuando todo colapsó y esta barato, y volver a vender cuando el mercado recupere, pero también hay que estar atentos a no invertir cuando se sabe que no hay recuperación alguna en el horizonte.

Deja una respuesta